Los seres más cerca de no ser nada…

Algunas reflexiones para mi propia cosecha en el espejo del Neutrino y reflexiono; mejor intento mirar aunque no vea.

“Si mis ojos pudieran ver los neutrinos la noche sería tan brillante como el día.”

“Los neutrinos están más cerca de no ser nada que ninguna otra cosa que exista como conocimiento.”

“Son prácticamente invisibles”

“En menos de diez minutos en el sol ha emitido una cantidad de neutrinos mayor número de granos de arena de los desiertos y de las playas.”

“Son muchos los millones de dólares los que se siguen invirtiendo para saber lo que son los neutrinos.”

En el libro de Frank Close: “Neutrino – la partícula fantasma” me maravillan las afirmaciones siguientes:

“De todas las cosas que componen el universo, la más común y la más rara son los neutrinos.” (pág. 13)

Fermi para diferenciar lo que entendía por neutrón masivo, lo llamo pequeño neutrón, o neutrino en italiano desde entonces entró el neutrino como reto de observación y experimentación con millones de millones de dólares invertidos.

“En el año 2002 en un informe provisional los resultados decían que el 99.999% de los neutrinos del sol cambian de un tipo a otro antes de llegar a la tierra.”

“Los cálculos de Babicall demostraron que las cantidades de neutrinos dependen de las temperaturas en el corazón del sol multiplicadas por sí mismas 25 veces. Fue el momento en el que una nueva ciencia “La astronomía de neutrinos” principió a dar resultados exitosos sobre los neutrinos.” (pág. 150)

El paso siguiente fue el descubrimiento de los anti neutrinos…

“Sonó el teléfono y el científico respondió: “sí tiene razón hemos no producido los anti neutrinos…” pág. 159… cuanta más energía tiene un antineutrino, más cerca estaban moverse la velocidad de la luz, los neutrinos oscilan, pero todavía no sabemos lo suficiente para decir qué tipo de neutrino se transforma y en que se transforma…” (pág. 160)

“En 1990 el objetivo era muy claro: Comprender lo que son los neutrinos… ¿lo sabremos algún día?”

“Se predice que tengan energías superiores a cien billones de electrovoltios… me perdí… y para que más. Tendré que imitar a Pauli y sus colegas que consumieron una caja de Champán para celebrar la noticia… definitivamente hemos detectado neutrinos…” (pág. 170)

“La larga marcha para resolver el misterio de los neutrinos solares ha creado nuevas ciencias: La astronomía de neutrinos, la astrofísica y la geofísica de neutrinos.” (pág. 185)

“Si nuestros ojos fueran de ver los neutrinos, la noche sería tan brillante como el día”

Los neutrinos están más cerca de no ser nada que ninguna otra cosa que conozcamos. Son prácticamente invisibles.

En menos de diez minutos el sol ha emitido una cantidad de neutrinos mayor que el número de granos de arena que hay en todos los desiertos y playas del mundo.

Muchos millones de dólares se siguen invirtiendo para saber lo que son los neutrinos.

En la página 165 neutrinos de regreso al futuro. Es el relato científico más apasionante para lo que recién llegan, nos adulasen en la teoría de los neutrinos, que maravilla ser testigo de estos experimentos.

Sorprendido es poco; entusiasmado muchísimo es lo que siento por este acercamiento a la teoría de los neutrinos, es una satisfacción inconmensurable. El libro de Frank Close (Neutrino – La partícula fantasma) me ha abierto una puerta viva, llena de sorpresas científicas que se sintetiza maravillosamente en la frase siguiente:

“Los neutrinos que nacieron en el sol y en las estrellas, aunque numerosos, son casi unos recién llegados. La mayoría son restos fósiles del Big Bang y llevan trece mil millones de años viajando a través del espacio sin que nadie los haya visto.” (pág. 14)

¿Por qué lo necesita la naturaleza?

¿Para qué sirven?

Meterse en los neutrinos es una hazaña, que va mucho más allá de lo que jamás me hubiera imaginado. Pero vale la pena.